Salvando el arroyo

El verano estaba terminando y Tomasa quería aprovechar los últimos días para darse un chapuzón en el arroyo del bosque.

Pero se llevó una sorpresa tremenda, era imposible poder meterse al arroyo porque estaba lleno de basura. Ella sola intentó sacar lo más que podía de basura, pero fue imposible. Al otro lado del arroyo alcanzó a ver parado en la orilla a un pequeño castor que igual que ella solo observaba la basura que no lo dejaba entrar al agua.

Tomasa regresó muy triste a su casa, por el camino se encontró a Peto y a Pikos que venían de jugar, cuando la vieron tan triste le preguntaron que le pasaba y ella les contó la situación de la basura en el arroyo. Pikos les dijo que les pediría ayuda a sus hermanos para ir al día siguiente a limpiar el arroyo.

A la mañana siguiente Pikos y sus hermanos, Tomasa, Nonos y Peto fueron al arroyo y comenzaron a limpiarlo, al verlos varios animales se unieron a ellos para ayudarles y entre todos quitaron la basura. El arroyo volvía a ser un lugar hermoso donde los animales podían tomar agua, construir sus casas, darse un chapuzón y muchas cosas más.

Pero para la sorpresa de todos los animales, dos días después el arroyo estaba igual de cochino. Todos juntos fueron a pedir ayuda a Lu, que era la princesa del bosque.

Lu trato de buscar rápidamente una solución al problema. Pero se dio cuenta que eran sus amigos y familiares los que tiraban la basura y no hacían conciencia del mal que hacían al bosque y a los animales. Lu sugirió que recogieran juntos toda la basura y que entre todos la llevaran a la recicladora.

Así lo hicieron, todos juntos trabajaron todo el día recogiendo la basura, y al día siguiente fueron a la recicladora a entregar la basura. Las personas de la aldea al ver la fila de animales cargando basura rumbo a la recicladora se sorprendieron mucho.

Todos los habitantes de la aldea comprendieron el mensaje y se organizaron para depositar la basura en su lugar y no sólo eso, esforzarse por generar cada vez menos basura.

Esta vez Tomasa invitó a sus amigos a darse un chapuzón todos juntos y todos disfrutaron de los últimos días del verano.